lunes, 10 de julio de 2017

6 tipos originales de poesía




Esta vez hemos seleccionado 6 tipos distintos de poesía. Algunas las conocerás, ya que se estudian en la escuela, pero, otros, sobre todo los últimos, quizás te resulten desconocidos.
Más que seleccionarlos atendiendo estrictamente a su estructura, o por sus temas, los hemos escogido por su originalidad. Para los que no están traducidos al castellano, hemos tenido que saltarnos la métrica para hacerlos comprensibles.  

Empezamos con las más conocidas:


1.       Elegía
Poesía de carácter fúnebre, ¿qué más podemos añadir? Naturalmente, el tema es lo que la caracteriza, como verás en el ejemplo:


  Elegía a la Marisela


No ha muerto. Ha iniciado
Un viaje atardecido.
De azul en azul claro
—de cielo en cielo— ha ido
por la senda del sueño
con su arcángel de lino.
A las tres de la tarde
Hallará a San Isidro
Con sus dos bueyes mansos
Arando en cielo límpido
Para sembrar luceros
Y estrellas en racimos.
—Señor, ¿cuál es la senda
para ir al Paraíso?
—Sube por la Vía Láctea,
ruta de leche y lirio,
la menor de las Osas
te enseñará el camino.
Cuando sean las cuatro
La Virgen con el Niño
Saldrán a ver los astros
Que en su infancia de siglos
Juegan la Rueda-Rueda
En un bosque de trinos.
Y a las seis de la tarde
El ángel de servicio
Saldrá a colgar la luna
De un clavo vespertino.
Será tarde. Si acaso
No te han guardado sitio
Dile a Gabriel Arcángel
Que te preste su nido
Que está en el más frondoso
Árbol del Paraíso.
Murió la Marisela.
Pero aún queda un lirio.
       
                            Gabriel García Márquez


2.       Epitafio.

Comparte tema con el tipo de poema anterior. También se enmarca dentro de la poesía fúnebre. Generalmente, el epitafio es mucho más breve, ya que en principio nace para ornar las lápidas, por lo que ha de condensar una carga emocional muy potente y emotiva en muy espacio.

Buen amigo, por Jesús, abstente
de cavar el polvo aquí encerrado.
Bendito el hombre que respete estas piedras,
y maldito el que traslade mis huesos.


                                               William Shakespeare.

Si necesitas ayuda para publicar, consúltanos clicando aquí sin compromiso.




 3. Poesía abstracta.

Poesía vanguardista que expresa las ideas de forma ciertamente impactante y sensitiva. No escatima en recursos estilísticos y se caracteriza por evocar imágenes, por lo que tiene un carácter muy visual.  



Relámpago de carne hecha de roca,
gesto de invocación incorporada;
anciano de cristal cuya mirada
parece un girasol de doble boca.
              
En tu oración la luz se ha vuelto loca
llena de mansedumbre exasperada;
y una tormenta azul, paralizada
se postra a ese alarido que convoca.

                                              Juan E. Cirlot





Cada palabra del poema ha de comenzar por una letra distinta del abecedario. No es necesario que sigan el orden alfabético. El ejemplo que tenemos a continuación está en prosa, pero aun así es bastante esclarecedor.

Agradecido, bueno, caballero, dadivoso, enamorado, firme, gallardo, honrado, ilustre, leal, mozo, noble, honesto, principal, grandioso, rico y las eses que dicen, y luego, tácito, verdadero. La x no le cuadra porque es letra áspera; y la y ya está dicha; la z, zelador de tu honra.

                              Miguel de Cervantes, El Quijote



¿Recuerdas los versos acrósticos? Sí, esos en los que leemos verticalmente la inicial con la que comienza cada verso, de modo que surge un mensaje, un nombre…

Fíjate en este poema escrito en el siglo XVI. En este caso, se halla oculto un nombre de mujer. Descúbrelo.

Feroz sin consuelo y sañuda dama
Remedia el trabajo a nadie creedero
A quien le siguió martirio tan fiero
No seas león o reyna pues t’ama:
Cien males se dobla en cada hora en que pene
Y en ti de tal guisa beldad, pues se asienta
No seas cruel en assi dar afruenta
Al que por te amar ya vida no tiene.

                                               Luis de Tovar

Y ahora, dos tipos de poesía de las que seguro que nunca has oído hablar.




5. Sijo.

De origen coreano y anterior al Haiku japonés, el sijo está formado por una estrofa de tres versos. Cada verso, originalmente, tiene entre 14 y 16 sílabas. Como en el haiku, el tercer verso da un pequeño «giro argumental», una ligera «sorpresa»…


Canción de los cinco amigos.

¿Que cuántos amigos me rodean?
Agua, piedra, pino y bambú.
Y la agradable luna al Este es mi compañera.

Yun Son-do


Y para terminar, un poco de poesía del medievo, pero no de la que estudiaste en el colegio... seguramente.

6.       Ghazal

Es un tipo de poesía árabe cultivada en la Edad Media. Se caracteriza por su carácter homoerótico, en el que los objetos de deseo son, sobre todo los coperos encargados de escanciar el vino a los poetas.

Turbado por las miradas, te parecería
que acaba de despertarse del sopor del sueño,
la blancura y rubicundez se asocian en la belleza,
sin que sean contrarias, pues son semejantes;
como cadenas de oro rojizo sobre un rostro de plata,
así la aurora, blanca y rubia,
es la que parece imitarle.
Cuando aparece el rubor en sus mejillas
es como el vino puro en cristal de roca.



Como has visto, apenas hemos dado unas diminutas pinceladas, un poco sin orden ni concierto, que muestran que la poesía es mucho más rica de lo que siempre hemos imaginado, porque cada época, cada país, cada sociedad con su propia forma de entender la vida se vale de un tipo de poesía distinta para expresarse. Siempre ha sido rica e imaginativa, y ha supuesto un inigualable ejercicio para desarrollar la capacidad creativa del ser humano, al menos hasta ahora. 

¿Seguiremos preocupándonos por cultivarla y darle nuevas formas en el futuro? ¿Qué piensas?

                                                                                                  Escrito por @NLutefisk


Y si te ha gustado suscríbete en #AyudaParaEscritores
* Obligatorio

No hay comentarios:

Publicar un comentario