domingo, 25 de junio de 2017

Reflexiones de Virginia Woolf






Es muy complicado encontrar en literatura una sensibilidad y un talento como los de Virginia Woolf. Tuvo el privilegio de ser una de las escritoras más influyentes de los últimos tiempos; sin embargo, su delicada salud no le permitió disfrutar suficientemente de ello.
Dicen que cada escritor deja parte de su biografía en sus personajes. Leer Mrs. Dalloway, Orlando o Las olas es adentrase en la idiosincrasia de la gran escritora del grupo de Bloomsbury, una de las mentes quizás más incomprendidas de la literatura universal. Estas 50 reflexiones de Virginia Woolf nos muestran una leve pincelada acerca de su obra y de su personalidad. 


1. La vida es un sueño, el despertar es lo que nos mata.

2. La mayoría de los fallos de los poemas que he estado leyendo pueden explicarse, pienso, por el hecho de que han sido expuestos a la feroz luz de la publicidad siendo aún muy jóvenes para resistir esta presión.

3. No hay barrera, cerradura, ni cerrojo que puedas imponer a la libertad de mi mente.

4. El pensamiento y la teoría deben preceder a toda acción, sin embargo la acción es más noble por sí misma que cualquier pensamiento o teoría.

5. Amar nos separa de los demás.

6. Cada uno tenía su pasado encerrado dentro de sí mismo, como las hojas de un libro aprendido por ellos de memoria; y sus amigos podían sólo leer el título.

7. Una mujer debe tener dinero y una habitación propia si desea escribir ficción.

8. El amor es una ilusión, una historia que una construye en su mente, consciente todo el tiempo de que no es verdad, y por eso pone cuidado en no destruir la ilusión.

9. Quería escribir sobre todo, sobre la vida que tenemos y las vidas que hubiéramos podido tener. Quería escribir sobre todas las formas posibles de morir.

10. Sólo el cielo sabe por qué lo amamos tanto.

11. Sí, siempre mantén los clásicos a mano para prevenir la caída.

12. Uno no puede pensar bien, amar bien, dormir bien, si no ha comido bien.

13. Nos produce náusea la vista de personalidades triviales que se descomponen en la eternidad de lo impreso.



14. La vida misma, cada momento de ella, cada gota de ella, aquí en este instante, ahora, en el Sol, en Regent.

15. Middlemarch es el libro magnífico, el cual, con todas sus imperfecciones, es una de las pocas novelas inglesas para gente madura.

16. Un buen ensayo debe tener esta cualidad permanente: debe bajar su cortina nuestro alrededor, pero debe ser una cortina que nos encierre dentro, no fuera.

17. Yo me aventuraría a pensar que el Anon (anónimo), quien escribiera tantos poemas sin firmarlos, fue a menudo una mujer.

18. El sol no había nacido todavía. Hubiera sido imposible distinguir el mar del cielo, excepto por los mil pliegues ligeros de las ondas que le hacían semejarse a una tela arrugada.

19. La verdad que escribir constituye el placer más profundo, que te lean es sólo un placer superficial.

20. Nunca he conocido a ningún escritor que no alimentara una enorme vanidad.

21. Empiezo a desear un lenguaje parco como el que usan los amantes, palabras rotas, palabras quebradas, como el roce de las pisadas en la acera, palabras de una sílaba como las que usan los niños cuando entran en un cuarto donde su madre está cosiendo y cogen del suelo una hebra de lana blanca, una pluma, o un retal de chintz. Necesito un aullido, un grito.

22. Las mujeres han vivido todos estos siglos como esposas, con el poder mágico y delicioso de reflejar la figura del hombre, el doble de su tamaño natural.

23. Es obvio el que los valores de las mujeres difieren con frecuencia de los valores creados por el otro sexo y sin embargo son los valores masculinos los que predominan.

24. Nada hay tan raro cuando se está enamorada como la total indiferencia de los demás.

25. Vivimos arrastrados por el torrente de esas cosas que han llegado a sernos tan familiares que ya no proyectan sombra.

26. Uno no puede traer hijos a un mundo como este; uno no se puede plantear perpetuar el sufrimiento, ni aumentar la raza de estos lujuriosos animales que no poseen emociones duraderas, sino sólo caprichos y banalidades que ahora te llevan hacia un lado y mañana hacia otro.

27. Todo es efímero, como el arcoíris.

28. Y de nuevo volvió a sentirse sola ante la presencia de su eterna antagonista: la vida.

29. Si se atuvieran a la propia experiencia, sentirían siempre que eso no es lo que quieren, que no hay nada más aburrido y pueril e inhumano que el amor, pero, que al mismo tiempo, es bello y necesario.

30. Creo que todas las novelas tratan del carácter y que es para expresar el carácter, no el sueño de doctrinas, el cantar canciones o el celebrar las glorias del Imperio Británico que la forma de la novela, tan rica, elástica y viva, va evolucionando.

31. Porque es una lástima muy grande no decir nunca lo que uno siente.




32. No son las catástrofes, los asesinatos, las muertes, las enfermedades las que nos envejecen y nos matan; es la manera como los demás miran y ríen y suben la escalinata del autobús.

33. Cada secreto del alma de un escritor, cada experiencia de su vida, cada atributo de su mente, se hallan ampliamente escritos en su obra.

34. Su cerebro se encontraba en perfecto estado. Seguro que el mundo tenía la culpa de que no fuera capaz de sentir

35. Nuestra vida es una incertidumbre. Un ciego que revolotea en el vacío en busca de un mundo mejor cuya existencia solo suponemos.

36. La vida es un halo luminoso, una envoltura semitransparente que nos envuelve desde que tenemos una conciencia hasta el final.

37. Somos siluetas recortadas, somos hueros fantasmas que se mueven en la niebla, sin perspectiva.

38. No había que traer hijos a un mundo como éste. No había que perpetuar el sufrimiento, ni acrecentar el número de animales lujuriosos, carentes de emociones duraderas, que sólo se movían, que iban de aquí para allá, llevados por sus caprichos y por sus vanidades.

39. No necesito odiar a ningún hombre; no puede herirme. No necesito halagar a ningún hombre; no tiene nada que darme.

 Si necesitas ayuda para publicar, consúltanos clicando aquí sin compromiso.



40. Siento intensamente el placer de encerrarme en mí misma, en un mundo propio, con imágenes, música y todo lo hermoso.

41. Sí, merezco una primavera, y no le debo nada a nadie.

42. No es necesario apresurarse. No es necesario brillar. No es necesario ser nadie más que una misma.

43. Es mi creencia que el hábito de escribir para mí misma es una buena práctica. Afloja los ligamentos. No importan los accidentes y los tropiezos.

44. Todo método es correcto, cualquier método lo es, ya que expresa lo que nosotros escritores queremos expresar.

45. La literatura es el arte al que consagramos nuestras vidas.

46. De momento he escrito una página entera y aún no he dicho nada… Todo parece bastante incierto e infinitamente engañoso: hay tantas afirmaciones vacías, tantas trampas del lenguaje.




47. Creo que cuando uno empieza a escribir una novela lo más importante no consiste tanto en sentir que puedes escribirla como que existe al otro lado de un abismo que las palabras no consiguen cruzar. Algo que solo se conseguirá con una angustia sin aliento.

48. A mí me gusta pasar de una habitación iluminada a otra; así es para mí mi cerebro, habitaciones iluminadas; y los paseos por los campos son los corredores.

49. Es esta una de las torturas y desgracias de la vida: cuando son incapaces nuestros amigos de terminar sus cuentos.

50. No hay ser humano que no oscile de un sexo a otro, y a menudo sólo los trajes siguen siendo varones o mujeres, mientras que el sexo oculto es lo contrario del que está a la vista


¿Cuál es tu favorita?

                                                                                          Escrito por @NLutefisk


Y si te ha gustado suscríbete en #AyudaParaEscritores
* Obligatorio

No hay comentarios:

Publicar un comentario