martes, 28 de febrero de 2017

Cómo crear subtramas


 

Aunque en otros artículos hemos tocado de refilón las subtramas, creemos que te mereces saber un poco más sobre ellas. Para quien no sepa qué significan, una subtrama es una pequeña historia que, normalmente, está ligada a la trama principal de una novela y que, comúnmente, suelen desarrollar los personajes secundarios. Para ahondar un poco más, te planteamos cuatro cuestiones que te harán reflexionar sobre las subtramas y te hablamos de sus tres categorías principales.


7 claves para escribir como Dostoievski.




Es cierto que los autores como Dostoievski son inimitables, ya que su estilo es único. Sin embargo, hay rasgos de su literatura que se pueden extraer en cuanto a composición de pasajes y de protagonistas. No hace falta que tus novelas sean tan extensas y prolijas como Crimen y castigo o Los hermanos Karamazov, pero siempre se puede aprender algo de ellas. Así que te ofrecemos 7 claves para escribir como Dostoievski.


jueves, 23 de febrero de 2017

La poesía y el rock



Para cualquiera que entienda un mínimo de música es sabido que el nacimiento del Rock fue a mediados de los años 50, hijo directo del Rock & Roll, nieto del Blues, el Rythm and Blues y el Jazz, todos ellos tataranietos de la música tribal procedente de África.

martes, 21 de febrero de 2017

Tipos de escritores




Como editorial que somos, recibimos al día varios manuscritos y tratamos con escritores y "con gente que escribe" de lo más variopinto. Lo curioso es que hemos detectado que hay varios patrones de escritor que se repite y repite y que ya ves venir de lejos. Algunos son entrañables pero otros, aunque nos duela decirlo, son desesperantes. En tono de humor y sin que nadie se dé por aludido por favor, os presentamos "Tipos de escritores".

lunes, 20 de febrero de 2017

5 Libros escritos bajo el efecto de las drogas


Por todos es sabido que la ayuda de sustancias estimulantes, psicotrópicas o relajantes ha estado ligada con la creatividad de muchos artistas. Si bien hay algunos, como Charles Bukowski, que admitía su adicción sin tapujos y que incluso le servía como eje argumental, otros, más discretos, tardaron años en admitir que su Opera Magna fue gracias a una "ayudita" extra.