martes, 3 de enero de 2017

Cómo saber cómo es mi lector ideal



A todos nos gustaría que nuestras obras llegaran a todo tipo de lectores, ¿verdad? Por desgracia, esto no siempre es así. Es cierto que hay libros que consiguen enganchar a un espectro más o menos amplio de audiencia, pero parece que es privilegio de unos pocos. Por eso, esta vez te ayudamos a centrarte en buscar a tu público y definir tu target. Te damos 7 ideas para encontrar a tu lector ideal.



1. - Escribe pensando en alguien cercano como lector. 

Ten en mente a una amigo, a un familiar… a alguien que conozcas bien. El resultado será más personalizado que si lo haces pensando directamente en una audiencia mayor. Ten en cuenta que esa persona para la que escribes representa, en realidad, a un sector de la población con los mismos gustos. Así que:

· Ten en cuenta su personalidad

· Imagina qué tipo de mensajes pueden jugar con sus emociones.

· Hazte preguntas sobre qué historias le pueden gustar, si es aficionado a los finales felices, tristes, abiertos…, qué sucesos le pueden sorprender, qué personajes encontraría interesantes, cuáles detestaría…


2- Analiza redes sociales, blogs... y define tu perfil.

Fíjate en los perfiles de escritores que se dedican a cultivar el mismo género y los mismos temas que tú, o parecidos, y valora sus posts. Pregúntate cómo consiguen atraer a potenciales lectores. ¿Es gracias a que se muestran cercanos y postean de todo, aunque no tenga nada que ver con la lectura? ¿O son de los que aparentan ser más discretos y juegan con el misterio?


¿Qué perfil encaja mejor contigo? Por supuesto, huelga decir que esto son solo dos ejemplos. Entre uno y otro caben muchos más perfiles de escritor, naturalmente.


3- Ponte en contacto con otros autores.


Sabemos que muchos lo hacéis; por eso, este consejo va dirigido a aquellos que aún no han explotado el poder de la comunicación online. Así que sé desprendido y tuitea sobre las obras de otros autores, deja opiniones en Amazon y haz reseñas en tu blog  —porque tienes un blog de escritor, ¿verdad?—. Normalmente, esto suele ser recíproco, y si tú das visibilidad a las obras de otros escritores, probablemente ellos harán lo mismo por la tuya. Ya nos lo decía Hannibal Lecter: quid pro quo.



4- Habla de tu obra.

No nos referimos a que hagas una sinopsis, sino a que hables de cosas como las circunstancias que te han llevado a escribir tu libro, de dónde sacaste la inspiración, por qué elegiste un tema en particular y no otro… Será una forma de que tus potenciales lectores «caten» el producto antes de comprarlo. Los que más interesados se muestren, o los que compartan visiones parecidas, serán tu target.


 5- No des por sentado que conoces a tu público.

En el primer apartado hemos dicho que es buena idea escribir pensando en gente cercana. Pero no te confíes, porque creer que conocemos totalmente el perfil medio del lector al que va dirigida nuestra obra es un error que cometemos casi sin darnos cuenta. A menudo nos dejamos vencer por los estereotipos y metemos a nuestros lectores en el mismo saco.
Una cosa es saber qué es lo que quieren y otra es lo que tú crees que quieren. Parece lo mismo, pero no lo es. Por ejemplo, no ha todas las lectoras de novela romántica o erótica les gusta 50 sombras de Grey. Así que escribir una novela de este género con un argumento parecido quizás no consiga la audiencia que tú esperas.

No te confíes, toma el pulso a tus lectores. Internet te lo pone más fácil que nunca.




6- Céntrate en un solo tipo de público. 



Llegar a mucha audiencia no es un objetivo realista. Por ejemplo, si te dedicas a escribir chicklit (literalmente, «literatura para chicas»), quizás sea un poco arriesgado tratar de vender tu libro a un lector más acostumbrado a Camilo J. Cela o a Paco Umbral. Además, cuanto más mercado intentes abarcar, mayor competencia encontrarás, ya que no solo vas a tropezar con escritores que traten de explotar el target principal que puedes dominar, sino con los que estén centrados en otro tipo de lectores. ¡Selecciona con cabeza!


7- Consulta con agentes literarios.


Aunque la figura del agente literario goza de más éxito en unos países que en otros, si decides contactar con uno —asegúrate de que tenga experiencia, referencias, y que sea profesional; no te fíes de los aficionados— será conveniente que le expliques a qué perfil de lector va dirigido tu libro. Pídele opinión. 


¿Y tú... tienes algún método para definir el perfil de tu lector ideal? Coméntanoslo.






Por:  @NLutefisk

Y si ha resuelto algunas de tus dudas suscríbete en #AyudaParaEscritores

* Obligatorio

Y si necesitas ayuda para publicar clica aquí y consúltanos sin compromiso


No hay comentarios:

Publicar un comentario