martes, 8 de noviembre de 2016

Incluso o inclusive: ¿cómo lo utilizo?




La siguiente afirmación está basada en hechos reales. Durante este proceso, ningún filólogo, lingüista, o amante de las letras en general, sufrió daño alguno (sólo leves ataques de indignación y un poco de jaqueca). 


—Ah, ¿pero no es lo mismo decir «incluso» que «inclusive»? «Inclusive» es... como... más formal que «incluso», ¿no? ¡Yo que sé!



Fin

No, rotundamente... NO. No son lo mismo. He leído explicaciones estrafalarias y rebuscadas acerca de este tema y, si algo ha de quedar claro, es que ambos vocablos no pueden usarse indistintamente. No siempre, al menos.



Para entenderlo de una forma sencilla, diré que el adverbio «incluso» se puede utilizar como sinónimo de «también» (o de «hasta», según el contexto), e implica la idea de añadir, de sumar. 

Fíjate en este ejemplo:

Hemos atacado al enemigo con cebollas, con tomates podridos e incluso con ajos.

Ahora compáralo con este otro y pregúntate si ambos tienen el mismo valor:

Hemos atacado al enemigo con cebollas, con tomates podridos y también con ajos.

En principio, no hay mucha diferencia entre uno y otro, ¿verdad?




En «inclusive», en cambio, ponemos el énfasis en el último elemento que queremos señalar (de una lista o de un período de tiempo, por ejemplo) y, además, lo solemos escribir al final. Ya no hablamos tanto de sumar como de remarcar e incluir el elemento que aparece al final.

Observa: 

Este laboratorio clandestino permanecerá cerrado del 1 al 30 de agosto inclusive. Disculpen las molestias.

También se suele usar seguido de «ambos». De modo que también podemos decir: 
Este laboratorio clandestino permanecerá cerrado del 1 al 30 de agosto, ambos inclusive. Disculpen las molestias.

En este caso, al incluir tanto el primero como el último día, podré ir a mi laboratorio clandestino de confianza antes del 1 de agosto o a partir del 1 de septiembre.



¿Pero esta frase no sonaría igual con «incluso»? Comprobémoslo:

*Este laboratorio clandestino permanecerá cerrado del 1 al 30 de agosto (ambos) incluso. Disculpen las molestias.

No importa dónde coloquemos «incluso» en esta ocasión. No suena natural, lo miremos como lo miremos.

Así pues, evita abominaciones lingüísticas como éstas:

*Vinieron los bomberos inclusive cuando ya no les necesitábamos.

*Tu vecino me daba los buenos días a todas horas, inclusive de noche.

Y la peor de todas (al comenzar una frase):

*Inclusive cuando se advirtió a los usuarios que no pisaran el césped, no hicieron caso y quebrantaron la norma.


Escrito por: @NLutefisk



Y si te ha gustado suscríbete en #AyudaParaEscritores
* Obligatorio



Y si necesitas ayuda para publicar, mira qué te ofrecemos



No hay comentarios:

Publicar un comentario